Sólo hubo una decisión importante en mi vida. Elegí el pincel y no la azada.
A veces siento que me equivoqué...

martes, 21 de febrero de 2012

Vista


Una de las cosas que siempre he deseado es tener buena vista, no visión ni agudeza visual, vista.
Mi oftalmólogo siempre me dice que tengo una buena agudeza visual, aunque tenga una uveitis de narices, un Harada, o una coroiditis serosa central, lo único que le preocupa es que recupere mi agudeza. Como yo me lo tomo muy en serio y es el jefe de los ojos, el sábado pasado planté 216 nuevas cepas en un bancal justo al lado de casa, para tener buena vista. Veo el mar, la casa de mi hermana, las cepas de mi abuelo, el viejo pozo, los perros de mi vecino correteando, la familia de perdices, conejos, abejas y serpientes. Desde arriba puedo contar cada una de esas cepas...

jueves, 16 de febrero de 2012

Hilar el espacio y tejer el tiempo.

Mi amigo Albert va a inaugurar una expo en el Botánico en marzo. El otro día me pidió que le escribiese algo sobre su trabajo:

Hilar el espacio y tejer el tiempo.

El acto creador de esa cuarta dimensión se hace evidente en Albert de una manera dramática y absoluta, definitiva... No existe otro orden en la naturaleza de sus esculturas que aquel que se persigue desde la experimentación intelectual desposeída de esa eternidad con la que sueñan muchos artistas.
Evidenciar la "terrenalidad" de los sentidos, dejarse seducir por la materialidad del presente y poder tocar el paso del tiempo...
Resulta incómoda la espera, intranquilizadora y cruel, criar el tiempo necesario hasta hacer posible la descomposición creadora de ese tiempo que discurre ajeno al espacio y a la vez presente desde su ausencia física. Dejar transcurrir el espacio y transformarse en el tiempo, anidar fugazmente como memoria de un proceso.
Encerrar el tiempo, apresarlo en un espacio y conseguir que siga manteniendo un pulso, un ritmo temporal, unas coordenadas dinamizadoras. Se trata únicamente de "sentirse naturaleza".

miércoles, 8 de febrero de 2012

Llorenç

La elegida...

Parecía un enorme pulpo puesto a secar sobre la piedra del márgen. Le contamos más de treinta varas de un diámetro perfecto y un color sonrosado y algo amarillento. Gran parte del viñedo de nuestro vecino está plantado a partir de esta única cepa. Son unos bancales con poca caliza, bastante arcilla, ideales para el giró que Llorenç tiene injertado sobre Rupestris de Lot.

Fuimos a pedirle unos sarmientos de esas cepas que plantó su padre. Mientras hablábamos con él, sentí que le acabábamos de joder la mañana con nuestra presencia y la batería de preguntas que teníamos preparadas sobre el suelo, las cepas, los portainjertos... Realmente le importaba bien poco aquello que le estábamos pidiendo, toda la conversación mantuvo una sonrisilla que parecía no poder evitar y en ningún momento dejó las tijeras.
Podar una viña de esta edad en una mañana seca y soleada es algo sagrado que no se debe profanar, algo íntimo, solitario y a la vez inexplicable. Algo parecido a la felicidad...

lunes, 6 de febrero de 2012

Deliriusmeando...

video

sábado, 4 de febrero de 2012

Coronilla Valentina

En casa tenemos varias coronillas que ya están en flor y seguirán así hasta el final de la primavera. Resultan maravillosas entre las cepas, con su espesa falda de terciopelo verde coronadas por flores rabiosas y amarillas. Siempre que las observo y fotografío de cerca me recuerdan a la nave Nostromo de Alien, el octavo pasajero...